domingo, 2 de noviembre de 2008

DECISION

Hoy les regalo algo que escribi.
Un cuento? un relato?
No se que es, simplemente salio asi.
Ojala los haga pensar y sentir.
Tal vez les guste







DECISION

Hoy he abierto la ventana, y después, las puertas.
Hoy decidí, que todo esto que llevo adentro saliera.
Decidí, DISPUSE, que todo aquello que esta afuera, por fin...por fin!, entrase en mi.

Con la brisa fresca de un día de invierno, con el cielo increíblemente azul, con toda mi dicha por una vida realizada y que aun busca nuevas motivaciones.
Por un camino ya sólidamente trazado, que aun busca un destino, decidí dejar todo y echarme a andar por los caminos de dios.

Hoy decidido que el camino venga a mí, he decidido no pensarlo mas, no tratar de descifrarlo.
He decidido echarme a andar, con grandes pasos, con pasión.
Con mis viejos pies, he decidido recrearlos andando nuevos caminos.
Caminos de sabiduría, de experiencias nuevas e incomprendidas.

Orgulloso ( tal vez en demasía, oh orgullo irredente!) sali a que me hiera mi ignorancia.
He salido a explorar, a olvidarme de todo lo que durante mis años creí era la verdad y el camino trazado.

Y apenas dado los primeros pasos, empece a sentir los aromas de lo nuevo y a sentir la certeza del acierto de mi antiguo/nuevo camino, y tuve ganas de refugiarme en la antiguo, en lo conocido.
En aquello que cuestione y que me trajo hasta la partida.
Y a pesar de las dudas he seguido caminando, apretando los pasos. Venia solo, vengo solo. Pero sé no estoy solo, que en este me acompañan mis amores y en otros planos, multitudes de energías, de formas que ignoro, que sé vienen conmigo.

Decidí dejar todo y salir a buscar nuevas utopías, porque las viejas, que muchos dicen muertas (y que yo sé tan vivas!) me impulsan hacia adelante, hacia la profundidad del sentimiento, hacia la búsqueda de la realizacion espiritual.
Supe de repente que mi espíritu anhelaba nuevos gozos, y nuevas experiencias.

El cielo ya no es tan azul, oscurece en este día diáfano, lleno de desafíos.
Al mirar atrás sin querer, vislumbre la casa abierta y vacía que quedaba atrás, la que construí con tanto esmero y ahínco para que me cobijara de las intemperies.
La que tanto tiempo me dio protección, esa, esa misma, hoy ya no me sirve y que va siendo tragada por las sombras que vienen vertiginosas del este.
La brisa nocturna me baña la cara, las primeras estrellas me alumbran en el camino de aventura.
Ese que hoy abrace para no abandonar.

Luego de horas de marcha oscura, por las horas andadas y por la confusión, la claridad volvió por el este y apreté‚ mas aun el paso apretado, sentí las piernas vigorosas y el alma llena de fuerzas.
Y al ver el sol, al sentir la luz en mi cuerpo volví a correr, como hacia años que no corría, corrí y corrí.

Y aun sigo corriendo, he vuelto a buscar utopías, a pensar en nuevos paradigmas.
Y aquí estoy, caminando aun.
Mudando y mutando cada día, temiendo cada noche perder el camino, pero firme en la decisión de seguir adelante.


Los que a falta de una idea mejor aun llamo días, me encuentran en nuevas realidades, camino por el cosmos, entre nubes de polvo, galaxias, soles, novas y sistemas planetarios.
Mi vida es la misma de antes, conciencia y alma también, no tengo cuerpo, lo perdí en algún recodo del camino recorrido, ya no importa. Solo lamento no tener ojos para que contemplen mi alma.

Y vuelo libre, energía pura, contemplando y conociendo otras energías que se aproximan, ya llego, o creo llegar, para volver a partir, no hay refugios, todo es mío, todo el cosmos soy yo, viajo, existo, indetenible en mi marcha de vuelta a casa.



Mandrake 952

3 comentarios:

ana dijo...

De vuelta a casa,pero con el cuerpo!..gastado pero cuerpo al fin, con el pellejo duro, con la sangre caliente,con las uñas, con los pelos, con el pecho para ponerle a las balas,con los brazos de abrazar, con las manos que acariciarán... qué bienvenido serás amigo mío!

jorge cesar dijo...

soy el anònimo. . . .
Pienso: camino . . . echarse a andar . . .
Cuando uno toma un camino no ha de ser por que sì. Estoy casi seguro que se entra en ese camino en busca de algo. No creo que sea por andar nomàs.
Yo por ejemplo, descubrì un dìa que no tenìa nada que buscar por que no habìa nada para encontrar, entonces me quede tranquilo. Concluì que estaba todo en mi.

jorge cesar dijo...

¡ que lindo un reencuentro !
(parece)