martes, 24 de marzo de 2009

24 de marzo de 2009

Hoy hacen 33 años del Golpe Militar que sumió a nuestro pais en una de sus horas mas oscuras, al menos en los ultimos tiempos.
Claro, ESE Golpe atroz y genocida, que representó y representa las fuerzas mas oscuras de las energías humanas (violencia, discriminacion, egoismo, individualismo, torturas, negacion de lo colectivo, mesianismo, falta de integridad, genocidio, los sectores mas nefastos de las religiones, NO RESPETO A LA VIDA), tambien tuvo sus correlato en los paises hermanos de América. Muy pocos se salvaron en esos años.

Todos tuvimos nuestro “castigo” y “sufrimento”… porque “algo habriamos hecho”
De alguna manera, ELLOS impuestos como sus DIOSES, nos castigaron!

Nos hicieron daño, nos mutilaron, nos envilecieron como sociedad (porque muchos “compraron” los preceptos básicos del proceso), se envilecieron ellos mismos (los que asesinaron y torturaron a gentes indefensas, no sirven para gran cosa), nos llevaron a la muerte, a la tortura , la cárcel, al exilio interno, y aquellos que pudimos escarparnos, el exilio externo.

Nos separaron por muchos años de todo lo que amabamos.
Nos llevaron a muchos de los que amabamos.
De mucho de lo que amabamos.
Interrumpieron nuestros sueños de un país y un mundo mejor.
Interrumpieron nuestras vidas, desde lo mas importante al acto cotidiano.
Nuestras vidas familiares, nuestras relaciones con nuestro lugar, con los amigos.
Con el laburo, el estudio, los deportes, las artes.

TODO QUEDO SUSPENDIDO EN LA NADA!

Hubimos muchos que pudimos “rajarnos”, por muchas razones.
A mi porque mi “partidito” me lo ordenó y yo estuve de acuerdo.
Mi partidito, en la época, como muchos dicen peyorativamente, me “cuido la vida”, mia y de muchos otros cientos.

Me fui porque me habían “chupado” en la huelga de Villa Constitución en abril del 75 (gobierno de Isabel Peron), la patota de la UOM de Lorenzo Miguel y la Policia de Santa Fe (oficial Avellaneda) en una asamblea, a tres no secuestraron.
Nos vendaron y ataron, nos metieron en un Torino rojo sin patente. Nos llevaron a “pasear al campo”. Nunca supe porque no nos mataron, pero simulacros hubo varios.
Aparecimos 24 hs después en la federal de Rosario y un juez “democrático” nos liberó (porque no habrá investigado nada, no?).
Luego allanamiento ilegal de mi casa, allanamientos de la casa de familiares.
Ya en el 76 expulsión de la facultad de Medicina por ser parte del gobierno (legal) por el claustro estudiantil por 4 años, robo y “desaparición” de todo mi expediente.
Escondido en el campo (donde vivo ahora), durante 10 meses
Baja del registro civil y electoral hasta el año 84.
Y encima… debía hacer el servicio militar(con prorroga) en la Marina!!)

Y me fui con mi bolsito, con una camisa, unos calzoncillos, unos pares de medias, los botines de fulbo…, 24 añitos militantes, con unos pesos en el bolsillo de una colecta familiar.. mucho miedo por la persecución y tantos sueños…


En ómnibus: del campo, Rosario, Resistencia, Corrientes, Posadas, Puerto Iguazu.
Cruzar la frontera sin control, hado o destino? porque mi DNI me hubiera condenado a la desaparición (no tenía otro),luego de sortear (suertear) un control de Gendarmería con listas, saliendo de Corrientes.
Desde alli San Pablo, 2 años de militancia en una organización hermana y “sacando” cientos de compañeros del pais; y luego, por el Plan Condor (para que no nos devolvieran), debi asilarme en Naciones Unidas (ACNUR) y luego en Francia.

Que no hicimos allá para que se divulgaran los horrores de la Dictadura, de la de acá y de los paises hermanos del continente, y de otros!
Vivimos para ESO! Fue le motivo para que continuáramos nuestra lucha, aun destrozados como estábamos!
Sobrevivimos para y por eso!

Mi exilio duró 7 años, 5 meses y 11 dias

Volví con don Alfonso I en mayo del 84 a VOLVER A VIVIR A MI PAIS!
Con otras ideas, pero básicamente volví para hacer lo mismo que hacía en el 76.
Y milité en tantas cosas! Sindicalista incorruptible, en lo social, en lo ecológico, etc, etc.
Volver a insertarse en un país que habia cambiado tanto!
El miedo estaba presente a cada paso! Las caras miraban absortas cuando les hablaba y les contaba!
Los miles de trámites para “legalizar” de nuevo mi situación, poder votar, anotar a mi hijo del exilio, conseguirle la nacionalidad, las semanas “invertidas” en papelerios (algunos aún no se han terminado), reconocimiento de los años trabajados en el exilio, tamites sobre el servicio militar, etc, etc.

Nunca realice acciones contra el estado por la violación de mis DDHH
Hasta que en el año 96, indignado por los indultos y las obediencias debidas (con minuscula ex profeso) me decidí.
Inicié un largísimo proceso pidiendo se me reconociera el exilio y se me indemnizara, al igual que los compañeros desaparecidos y presos.
Presenté mi demanda en la Secretaria de Derechos Humanos, gestion de la Dra. Perez Suarez, bajo la nefasta presidencia de Carlos I de Anillaco.

Ya en el 2006 y bajo la presidencia de Kirchner, la subsecretaria de DDHH, falló a favor de mi demanda, girando el expediente al Ministro de Justicia para hacer efectivo el pago.
Oh sorpresa! no todo lo que brilla es oro… el Gobierno apeló la medida para que no se me reconociera el “recurso resarcitorio”… a pesar que ya se les habia fallado a favor e incluso pagado a muchos exiliados (nombres ilustres).
La Sala II de la Camara Nacional en lo Contencioso Administrativo…. volvió a fallar a mi favor… y el fiscal, por orden del Ministro de Justicia del gobierno Kirchner… volvió a apelar.
El caso fue a la Corte Suprema de Justicia (la actual), quien tuvo el caso durante el 2007 y el 2008.
El Fiscal General de la Nación, por orden del Poder Ejecutivo de la Nacion, gobierno de Crisitina Fernandez, reclamó la vuelta del expediente a la Camara por no haberse “evaluado la prueba” presentada… la CSJN avaló lo dicho y reenvió el caso a Camara.
En diciembre de 2008 llego a la Sala V de la Camara Nacional en lo Contencioso y Administrativo… la que el jueves de la semana pasada falló en mi contra… con el argumento de que la prueba presentada… no constituye probanza de persecución fehaciente!

ENTIENDEN?
Unos señores o señoras, formados probablemente en una Universidad del Estado, pagados por todos nosotros… SE ATREVEN a poner en duda que MI GENERACION fue perseguida en los años que van del 74 al 84!
Y se atreven a cuestionar TODA la probanza presentada, como si la realidad que todos conocemos no fuera suficiente!


13 años de tramiterío, para que estos señores/as pongan en duda que en el 76 HUBO UNA PERSECUCION contra todos los argentinos minimamente democráticos, los que militabamos políticamente y representabamos a nuestros compañeros en el Gobierno de una Facultad!

No quiero ir mucho mas lejos en éste relato.
Digamos que en el 2005 hubo un Proyecto de Ley de Reconocimiento del Exilio que tuvo media sancion en el Senado y pasó por 4 de las 5 Comisiones de Diputados, al llegar a la de Economía se bloqueó y jamás salió. El Gobierno de los Derechos Humanos no la impulsó y perdió estado parlamentario. Y eso que decenas de senadoras/es y diputadas/os han sido exilados.

NUESTRA GENERACION FUE DIEZMADA POR LA DICTADURA!!
Y LO SIGUE SIENDO POR LA INDIFERENCIA GENERALIZADA DE LA SOCIEDAD, LOS POLÍTICOS Y DE LA IN JUSTICIA!!



Disculpenme, lo tenía que decir, como cierre citaré las palabras de mi amado hijo del exilio cuando le conté:

en realidad es triste negar esto, no solo es triste para nosotros, sino para lo que podamos llegar a ser como sociedad, decepcion por el argumento…HORRIBLE!

Y yo le respondí que podiamos sentir BRONCA, INDIGNACIÖN… porque eso pasa!
Pero que no PODIAMOS PERMITIRNOS sentir ODIO, porque eramos seres de PAZ, LUZ Y AMOR.



Creo que la espiritualidad, no tiene lados morales.
Creo que la moral es una invención de los hombres para controlar mejor los impulsos cervales, las reacciones, las conductas, las culturas y las épocas.
Tal vez una “herramienta” de control social que ha hecho mas mal que bien.

Pero SI CREO que hay valores ETICOS en el mundo espiritual, valores UNIVERSALES, que si los ponemos en practica nos permiten avanzar mas claramente por un camino de PAZ, de LUZ y de AMOR.
Un CAMINO mas FACIL, SENCILLO y ARMONIOSO.

Este será un aniversario mas del golpe del 24 de Marzo de 1976.
Muchos se llenarán la boca hablando de los Derechos Humanos, muchos dicursos emocinentes y emotivos serán pronunciados.
Este humilde escriba, salvo por este blog... guardará silencio!

Y voy a postear este texto, que NUNCA creí poder hacer público, escrito en momentos de dudas y decepción…FELIZMENTE YA SUPERADOS A PESAR DE TODOS LOS PESARES!

El AMOR, LA LUZ Y LA PAZ nos van a mantener en la lucha espiritual (y ecológica, filosófica y política) por un MUNDO MEJOR MAS DIGNO DE NUESTRAS MEJORES UTOPÍAS COMO ESPECIE!!

Mandrake952





CAMBIO DE VIA
Arroyo del Medio, 17/03/06

Hoy descubrí que cuando partí al exilio dejé de cantar.
No pude hacerlo mas.
No fue de repente, fue progresivo.
Fue como si mis raíces se hubieran secado, como si mi árbol, aparentemente lozano, verde, fresco y que diera tanta sombra a otros, estuviera seco por abajo, en lo mas profundo de la tierra y de mi ser.
Es mas canté a veces, inclusive muchas veces, pero ya no era lo mismo.
En algunas fiestas me lo pedían y yo accedía, pero ya era solo para los otros, no era para mi.
Recuerdo haber cantado con sentimiento para mi madre, las canciones que ella gustaba, si. Pero ya no era para mi, no era conmigo.
Había algo que se había roto, que había sido amputado de la raíz.
Dejé no solo de cantar, sino de tocar la guitarra.
Ya no me sentí mas acompañado por ella, o mas probablemente yo ya no fui una buena compañía para ella.
Tenia 23 años cuando tuve que partir, fue simple la elección: vivir o morir.
Elegí vivir, no sabia en la época que dejaba tanto en el camino.
Encontré la soledad, la tristeza y la falta de alegría del desarraigo para siempre!

Es cierto!
Cuando volví recuperé mucho, pero no todo, no todo...
Hubo cosas irrecuperables, tal vez las mas intimas, las mas sutiles de aquella etapa
Las que tenían que ver con las sentimientos mas finos, los equilibrios mas delicados.
Mi ciudad, mis primeros amigos y compañeros de primaria y secundaria, mis primeras amigas y noviecitas, el escalón de la oficial de Ñuls, el pedacito del Parque Independencia o del Parque Urquiza donde pateábamos de pibes, de la vida y la muerte de muchos compañeros y familiares.
De tragedias y fiestas, grupos de rock, que no vivimos sino por los ecos distantes.
Nada de eso recuperé al volver, volví a vivir y trabajar a Buenos Aires, una ciudad ajena, inmensa, frenética, de la cual nunca hice parte, que paradójicamente es la que aman mis hijos, de la que he huido muchas veces, y sigo haciéndolo, pero nunca volví, o podré volver a Rosario, esa que está ahí es casi igual, pero no es la misma.
Al país, a lo mas global, si lo siento mío, lo siento propio, no del patriotismo que deploro y lamento.
Sí del sentimiento de lo intimo, del reflejo de las mil caras, colores y etnías de mis coterráneos, claro que las fronteras me son ridículas líneas despóticas, separadoras de pueblos hermanos.

30 años me ha llevado darme cuenta!
Treinta años!
Soy el primer sorprendido.
Hubo cosas que me llevaron 10 años, otras 20, estas han sido 30!
Hoy me di cuenta de la ruptura.
Hoy, solo hoy, en pocos días serán 30 años del golpe!

Ya tengo 53, mi hijo mayor nacido en el exilio en Paris, tiene 23.
Me parece que a él le da un poco de vergüenza la circunstancia de su nacimiento, su discreción lo hubiera querido hacer nacer como todos, por aquí.
Me dan ganas de salir a la calle con un simple cartel que diga:
NO TODO DESAPARECIMOS, YO SOBREVIVI!
SOMOS DESPARECIDOS EN VIDA, ESO SOMOS!

Pero no se si tengo ganas que todos lo perciban, no se si tengo ganas de haber sobrevivido.
Mi vida no fue, nunca fue, nunca mas fue lo que yo creí sería.
Viví como pude, medio soberbio, medio rígido, medio a los ponchazos, medio feliz y medio destruido por el dolor, propio y ajeno.
Si se una cosa, he sabido fingir, fingirles y fingirme muy bien!

Nunca he podido dejarme de preguntar, si aquella noche de “chupada” y secuestro en Villa Constitución, en el 75, bajo Isabelita y el Brujo, durante la huelga tal vez fue un cambio de vía mal hecho, tal vez nuestro tren local tomo el camino que no era.
Cuando el oficial Avellaneda y dos de sus hombres nos dijeron que les miráramos bien la cara y que cumplían órdenes.
Nos llevaron al campo en un Torino rojo con patente trucha, cuando nos vendaron los ojos con unos inmundos trapos rejilla, sucios y húmedos, cuando nos dijeron corran!
No se si yo no morí allí.
Tal vez si corrimos!
Tal vez si nos tiraron!
Tal vez los perdigones de las Itakas, si nos pegaron en las espaldas haciendo saltar las costillas y los pedazos de pulmón.
Tal vez si vinieron después, y nos remataron con tiros en la cabeza, dejando nuestras bocas agitadas escupiendo espuma rosa.

Tal vez, los 30 años que llevo vividos después hayan sido una ficción.
Tal vez no me haya podido dar cuenta que mi vida física sí terminó!
Tal vez mis compañeros troskos del partido y la juventud, sí hayan sabido que yo había muerto.
Tal vez me enterraron con las lagrimas de mi madre y mi hermana.
O tal vez mi cuerpo nunca apareció y fui un desaparecido mas.
Tal vez yacen mis huesos en algún campo de la patria sojera cerca de Villa Constitución.
Tal vez le haya dado verde a la soja y amarillo al maiz transgénicos.

Tal vez eso pueda algún día explicarme una vida de 30 años de sin sabores, de militancia por la vida, por la gente, pensando siempre en “la gente” antes que “uno mismo” haya podido dar un fruto tan austero, tan difícil de tragar, tan seco, tan rancio y tan amargo.

En algo, o en mucho he debido equivocarme para que esto sea así.
Pero no se si es algo del fado o del destino?
No se si está en mi, está en el mundo, o en todo?

Porque “la gente” nunca nos entendió, porque aun no nos entiende.
Porque la Tierra, nuestra Pacha Mama a quien amamos, a quien veneramos y cuidamos, con la que queremos producir sin alterar sus equilibrios, no nos responde.
Es que estamos tan equivocados?
Es que nuestro aprendizaje tenía que ser tan duro?
Es que tanta pasión, tanto amor, tanta entrega y tanto sacrificio no han servido de nada?
Tal vez teníamos que ser mas egoístas?
Haber cerrado el grifo a los 30 y dedicarnos a hacer dinero?
A vivir ignorando a nuestros hermanos?
Quien nos quiere escuchar, quien me quiere oír?
O es que no hemos sabido contarles?
Tan torpes y negados hemos sido?

Si ni siquiera se dan cuenta que somos diferentes, que somos distintos.
Parecemos normales.
Cualquiera que nos mire o nos escuche lo creerá.
Aun aquellos que nos han acompañado por años y años, nuestros hijos que han compartido nuestra historia.
Pero no lo somos, somos de un tiempo distinto, de sueños, de amor, donde dar la vida era una pasión que valía la pena!
Después vinieron generaciones del: sálvese quien pueda!
Nosotros seguimos entregando girones de vida, y aun persistimos...

No quiero mirar mucho hacia atrás.
Me da miedo, tengo la sensación de que si miro hacia atrás, si doy vuelta la cabeza, sabré que no hay nadie, que estoy solo!
Que lo nuestro tal vez haya sido pura devoción, pasión y entregas inútiles!
Que estamos irremediablemente solos.

Tal vez sea porque no saben lo que hay por dentro...cuanto dolor!
Ay mi dios cuanto dolor!
Nadie se da cuenta que somos sobrevivientes!
Apenas sobrevivimos.

He querido hablar, es mas lo he hecho mucho tiempo y no obstante a veces pienso que lo mejor sea callarnos, dejar que el tiempo pase, envejecer y morir callado.

Que falló, que faltó, que no dimos, que no supimos hacer?
Tal vez fuimos débiles espíritus llenos de soberbia?
Nos traiciono el ego?
Nos falto modestia?
O será que nos faltó simplemente irnos con los 30 mil hermanos?
Que estamos haciendo aquí?
Que estoy haciendo en esta realidad?

Aceptar lo que parece ser un mandato.
Basta de aparecer!
Callarse, vivir lo que nos quede y morir como los indios, con la mirada cristalina y transparente, los cabellos largos y blancos, mirando un horizonte de un futuro ideal que nunca llegó.
Esperando una realidad que no supimos construir, y que los que vinieron después ni siquiera pudieron imaginar.

No puede ser!
Y no!
No me resigno!
No lo puedo aceptar!
Será que se me han acabado las ilusiones?
Será que todavía tengo sueños?

No lo se!
No lo se!
No lo se!
Juro que no lo se!

Levanto los ojos, turbios, nublados, enneblinados.
Las estrellas me miran insolentes, en esta noche de casi otoño, millones de ellas tachonan este cielo campero.
Las siento cómplices antes que irreverentes
Siento que mas bien me acompañan, en mis divagues existenciales.

Quien sabe?
Tal vez aun nos espere algo de lo que tanto deseamos de jóvenes, en la vejez cercana.

5 comentarios:

Ana dijo...

Creo que de cada década que vivimos nos queda una impronta y hago valer las tres acepciones de la RAE para esto.
La de los 20(a los 30)parece de fuego, de esos fuegos que no conformes con la piel atraviesan la carne buscando el hueso.(proceso de aprendizaje, dice la
3a RAE, de los animales jóvenes en un corto período de receptividad...)
ESE 24 de marzo, lo tengo vívido, sentí que me suspendían la vida, que de recién-venida a Rosario había soñado con desplegar.
A 33 años... hermano veo que la vida es como el agua, blandita y lenta, que sólo necesita tiempo para colarse por todas las hendijas, re-unirse gota a gota y honrar-se.
HONRAR LA VIDA...eso.

Daniela dijo...

Que diferente se ve Mandrake cuando cuenta cosas personales , lo que siente o sintió .M e llegan este tipo de escritos , porque los reflexiono , desde la vivencia y el sentir del otro. Me despiertan , me humanizan mas, me acerca a realidades y personas.
Despues de lo recorrido y luchado ; tiene que ser purificador para el alma y motor para la vida .Hay que quedarse con lo mejor , para tener una vida en plenitud....

mandrake952 dijo...

Chicas, muchas gracias a las dos, tenian que ser mujeres las que entendieran el mensaje. abrazos

Ana dijo...

Ah...! mago criado por magas...háganos caso, escriba lo que vivió-sintió/vive-siente...ahí es donde convoca.
(grandeeee Danielaaa)

jorge cesar dijo...

Sin haber vivido esas experiencias, me siento triste por tu relato, y me acuerdo de una cancion de un festival ("La Paz 84") -Uruguay- que participè y la oì cantar,. . nunca se me olvidò:
"Somos la voz
de los tiempos de antes,
los estudiantes
del ayer.
Palidamente,
de cara al presente,
¿ quien nos devuelve los años mejores, sin la libertad ?